¿LAS CLAUSULAS DE NO COMPETENCIA SON VÁLIDAS EN CONTRATOS INDIVIDUALES DE TRABAJO?

Aunque en la práctica es muy común, que las empresas establezcan dentro de sus contratos individuales de trabajo cláusulas o convenios de no competencia laboral, lo cierto es que dichas prácticas transgreden principios constitucionales, por ende, no pueden incluirse dentro de los contratos.

Las cláusulas de no competencia, son entendidas como acuerdos entre las partes que figuran dentro de un contrato individual de trabajo, donde una de las partes, en este caso el trabajador, asume la responsabilidad de no competir en cierto mercado y/o ramo en específico, es decir, las cláusulas de no competencia dentro de los contratos laborales se refieren a una obligación de no hacer, en este caso en particular de no prestar servicios para la competencia.

No obstante, el código civil federal consagra el principio de libertad contractual que permite la adición de la cláusula de no competencia como válida según el principio en comento.

Muestra de ello, es el artículo 1824 del Código Civil Federal que establece como objeto o fin de los contratos “el hecho que el obligado debe hacer o no hacer”, asimismo, señala el artículo 1827 que el objeto del contrato debe ser posible y licito”, además, no debe ser contrario a las leyes del orden público o a las buenas costumbres, por lo tanto, la cláusula de no competencia será válida siempre y cuando no sea contrario a las leyes.

Dicho lo anterior, es necesario traer a la luz lo establecido en la Constitución Política y la Ley Federal del Trabajo para verificar si dicha cláusula de no competencia es válida o no.

Aunado a lo anterior, el artículo 5 de la Constitución y 4 de la Ley Federal del Trabajo establecen la prohibición de toda persona a renunciar mediante un convenio de manera temporal o permanentemente, de dedicarse a determinada profesión, industria o comercio siendo estas licitas, dicho de otro modo, los artículos precedentes nos dicen que nadie puede soslayar el Derecho Constitucional a la libertad de trabajo y que todo acuerdo y/o convenio en el cual alguna de las partes renuncie a desempeñar cualquier actividad en forma temporal o permanente son inconstitucionales y como consecuencia carecen de validez.

Finalmente, se puede concluir que la adición de este tipo de cláusulas son transgresoras de Derechos Fundamentales de los particulares, por lo que su aplicación dentro de los contratos individuales de trabajo o en convenios no son legítimos.

En ROISTOM, contamos con un área especializada en Derecho Laboral lista para poder asesorarle y lograr proteger el patrimonio de tu empresa. Contáctenos y agende una sesión virtual o presencial.