En este momento estás viendo Estrategias para diversificar tu línea de negocios como PyME

Estrategias para diversificar tu línea de negocios como PyME

En muchas ocasiones, como empresarios solemos presentar una condición que coloquialmente se ha denominado como el “mal del empresario inquieto”, es decir, buscar fervientemente incursionar en nuevos giros de negocio; “inquietud” que se genera a raíz del éxito alcanzado en el sector en el que nos encontramos actualmente.

¿A que se debe?

Dicho “mal” nos impulsa a tratar de identificar nuevas oportunidades de negocio en sectores alejados del que nos encontramos, donde nuestras empresas ya se han consolidado. Nos inspiramos al ver a grandes empresarios ya muy consolidados o a grandes consorcios empresariales que tienen diversificados sus negocios e ingresos en giros totalmente diferentes lo que nos conduce a pensar inmediatamente que nosotros, empresarios más “mortales” (por así decirlo) nos puede ir tan bien como le va, por ejemplo, a Grupo CARSO, sin entender que ese tipo de corporativos, tienen un ejército de especialistas que, antes de abrir una línea de negocio en un sector nuevo, ya han realizado gran trabajo de análisis e investigación para poder apostarle a esa nueva inversión.

Al respecto, y como consejo para otros dueños de PyMES (quienes no solemos tener demasiado expertice en sectores más allá del propio), considero prudente evitar intervenir o incursionar en giros que no conocemos o que no dominamos; incluso, me atrevo a asegurar que es el motivo por el cual muchos empresarios caen en fracasos o hasta pueden ser víctimas de fraudes.

¿Qué debes hacer?

Hace no mucho, ya en el contexto de la pandemia, me hicieron una pregunta: ¿qué negocio yo recomendaba poner? Lo medité por un momento y respondí que aperturar un negocio adicional, en un tiempo de crisis y que represente una inversión fuerte es, sin duda, un riesgo muy alto, pero más riesgoso aún sería invertir en un sector que no conozcas. Añadí, que una regla inamovible que debemos considerar para emprender en un nuevo negocio es “si no conoces el sector, si no sabes cómo funciona, tienes un 80% de razón por la cual no deberías entrarle”, mientras que, el otro 20% restante podrías mitigarlo al asociarte con alguien (de mucha confianza, obviamente) que conozca a la perfección o, al menos, tenga experiencia en el giro.

Ahora bien ¿Qué sí puedes hacer para comenzar a diversificar tus líneas de negocio? Lo primero que debes hacer es identificar objetivamente tu especialidad, para ello siguientes preguntas te ayudarán a darte claridad: ¿generas ingresos con ese negocio? ¿cuentas con una infraestructura sólida en tu negocio? ¿el negocio ha ido creciendo? ¿el negocio ya aporta a la sociedad? ¿has tenido éxito con ese negocio? Si has respondido afirmativamente, tienes perfectamente identificado y atacado tu sector empresarial.

Medita en lo siguiente:

Después, analiza e inicia una búsqueda de líneas de negocio puede desprenderse o complementar tu oferta actual. Por ejemplo, si tu empresa se dedica a vender refacciones automotrices seguramente cuentas con una base de datos de clientes como mecánicos o distribuidores minoristas a quienes les puedes brindar otros servicios como cursos para capacitarlos en la instalación de algunas refacciones o para mejorar su atención a clientes (mejor aún si estos servicios son recurrentes). Al tener una estructura sólida no te va a costar tanto, no estarías entrando a un giro que desconoces, por el contrario, estarías diversificando tu oferta en el mismo sector, y el resultado de este esfuerzo será el incremento del ticket promedio de tu cliente, lo que te va a asegurar un ingreso de flujo de efectivo constante.

Otra recomendación importante es diversificar tus ingresos, ¿Cómo es esto? La sugerencia es no tener clientes que representen un gran porcentaje de tu volumen de ventas total, no olvides que por una u otra razón los clientes podrían optar por otro proveedor de tu sector. Es importante contar con el mayor número de clientes posibles para que, en caso de que se vaya un cliente grande tu operación no lo resienta.

Estas estrategias nacen, finalmente, de la experiencia que tenemos como Despacho, identificamos nuestra expertice: los servicios contables. Nos dimos cuenta que al conocer tan bien la Ley de Seguro Social podríamos también brindar servicios en materia de nómina. Adicionalmente, hemos abierto la línea del servicio especializado en defensa fiscal. Y, más recientemente, el servicio empresarial de reclutamiento y selección de personal. Todo ello bajo un sistema que garantiza nuestros servicios lo que, a su vez, nos posiciona en nuestro sector como líderes en brindar soluciones que impulsan el crecimiento empresarial.