Conocer tu punto de equilibrio

Conocer tu punto de equilibrio

¿Conoces tu punto de equilibrio?

Históricamente el punto de equilibrio es uno de los conceptos financieros más antiguos e indispensables que se deben conocer y aplicar a cualquier tipo de negocio, lo realmente preocupante es observar que millones de empresas se mantienen en operaciones sin conocer incluso la definición de esta herramienta financiera.

Pero no necesariamente necesitamos tener un negocio para poder conocer nuestro punto de equilibrio, lo podemos identificar aun cuando tengamos un salario sobre el cual vivimos.

Entrando en materia, el punto de equilibrio en términos contables es aquel punto de actividad (volumen de ventas) en donde los ingresos son iguales a los costos fijos y variables, es decir, es el punto en donde no existe utilidad ni perdida.

Este dato es crucial al momento de establecer tus metas de ventas, ya que de antemano sabes el volumen que necesitas para no perder, ahora bien, ¿tú lo sabes?

Esto es la base para que puedas determinar metas de ventas mensuales, quincenales, semanales e incluso diarias, si comenzaste tu negocio sin esta información, iniciaste con el pie izquierdo, y si dentro de tu empresa aun no conoces este dato financiero, ¿QUE ESTAS ESPERANDO?

Te garantizo que cuando tengas identificado tu punto de equilibrio, estarás mas consiente, tranquilo o incluso preocupado, pero sabrás entonces lo que tienes que hacer.

Al inicio comentaba que también era necesario saber tu punto de equilibrio si dependes de un ingreso salarial, determínalo con el presupuesto de tus gastos fijos y con ello sabrás si debas cambiar de empleo, incrementar la productividad en tu trabajo o pensar en generar diferentes fuentes de ingreso.

Pídele a tu contador o asesor contable que te ayude a analizar estos datos financieros dentro de tu empresa, ya que estos son la base de cualquier planeación financiera y fiscal.

Lic. Juan Antonio Martínez Flores

Visionario incasable, adicto al progreso personal y profesional. Eternamente feliz y agradecido con Dios.